Cristales – fuente de Oligoelementos

Todos los minerales cristalinos contienen en su estructura o retículo cristalino pequeñas cantidades de elementos en estado iónico que les confieren propiedades electromagnéticas, ópticas y cromáticas; propiedades que modulan el comportamiento oscilatorio y frecuencial de la luz y de otras ondas electromagnéticas en su interacción con la materia cristalina; lo cual los hacen útiles en la tecnología moderna como en aparatos de alta precisión electrónica, moduladores de frecuencia, polarizadores, semiconductores, etc.

De igual manera estos mismos elementos iónicos son necesarios en pequeñísimas cantidades en los sistemas biológicos para inducir reacciones enzimáticas actuando como catalizadores, necesarios para la síntesis de proteínas, hormonas, neurotransmisores, procesos de reparación y regeneración celular, procesos de oxido reducción celular y en general todos los procesos metabólicos, de anabolismo y catabolismo que garantizan un equilibrio dinámico en todas las funciones vitales del sistema orgánico.

Cuando estos elementos iónicos u oligoelementos. los Cristales – fuente de Oligoelementos, son utilizados de una fuente natural de origen mineral, sin modificar su composición se adiciona al efecto terapéutico del oligoelemento individual; el efecto de otros minerales contenidos en la estructura cristalina que pueden incrementar o mejorar la respuesta terapéutica o disminuir efectos colaterales.