Geomedicina

“Los minerales son los primeros elementos naturales que exhiben patrones de organización atómica y molecular siguiendo las leyes de la simetría espacial; gracias a lo cual adoptan formas geométricas casi perfectas obedeciendo a un plan arquitectónico y geométrico de la naturaleza.

Los minerales plasman, concretan y hacen evidente en el plano manifestado los diseños espaciales del campo mórfico y energético universal; convirtiéndose en instrumentos terapéuticos muy valiosos en Geomedicina, de acción muy profunda, capaces de eliminar bloqueos energéticos; recuperar la distorsión del campo mórfico y modular la información.

En la naturaleza solo es posible ordenar los átomos espacialmente alrededor de un punto, según las leyes y operaciones de simetría, de 32 maneras conocidas como clases cristalinas y estas a su vez se agrupan, de acuerdo a la afinidad o relaciones comunes en elementos de simetría en 7 sistemas cristalinos.

Con este enfoque terapéutico recuperamos el orden creciente a nivel espacial, energético y estructural de los 7 chacras y mantenemos el equilibrio entre el caos y el orden en nuestros sistemas vitales.

El efecto terapéutico de los hologramas es sutil pero muy profundo, corrigiendo las causas primarias de los desórdenes patológicos, activando procesos de curación. Recuerde que las imágenes, los símbolos y las formas son el lenguaje de la conciencia; por tal motivo podemos comprender el nivel de acción de los hologramas minerales.

Durante el uso de Esencias Minerales, pueden presentarse alguna reacción terapéutica similar al proceso de crisis curativa descrita por la medicina natural. Estos síntomas no se deben considerar como efectos colaterales o tóxicos, ya que son transitorios y autolimitados e indican movilización de bloqueos energéticos profundos causados por conflictos, traumas psíquicos, emociones, sentimientos y pensamientos negativos mal elaborados en el transcurso de la existencia humana; por tal motivo no es necesario suspender la administración de Esencias Minerales; se recomienda reducir o espaciar la dosis inicialmente recomendada y ajustarla de acuerdo a la sensibilidad individual del paciente.

De todos los medicamentos vibracionales, las Esencias Minerales, son los de mayor potencia y penetración en el plano físico y Psicoespiritual del individuo, posiblemente por ser los minerales las primeras estructuras en la naturaleza que exhiben patrones de orden y de simetría espacial, capacidad de modular energía e información; propiedades que entran en resonancia perfecta con los sistemas bioelectrónicos y biocristalinos del cuerpo y de la conciencia.” Por Dr. Carlos A. Ramírez