Temazcal Usos

Usos

El Temazcalli es una manifestación cultural y terapéutica que nos heredaron nuestros ancestros, es una construcción en forma esférica.

Dentro del temazcalli la gente se sienta en círculo, consiste en un baño de vapor al calor de las piedras calientes bañadas con infusión de yerbas medicinales.

Ayuda a combatir el estrés, relaja el sistema muscular aliviando dolores, reumas y artritis, depura las vías respiratorias, se liberan toxinas por medio del sudor, se elimina el ácido úrico, ayuda a desinfectar y cicatrizar heridas y a desinflamar los tejidos, tiene efecto emoliente y relajante muscular, quita dolores viscerales y osteomusculares estimula la función renal, combate el estreñimiento, estimula la función respiratoria.

Los baños de TEMAZCAL se empleaban en el México prehispánico como la mejor manera de sudar y como un método de curación, a la luz de lo transpersonal. Sé sabia que, a través de la transpiración, tanto el alma como el cuerpo depuraban los males acumulados.
Hierbas aromáticas vienen a ser el complemento ideal de este delicioso baño, y se emplean de dos maneras: una – preparada de forma de té para echar sobre las piedras y generar vapor; lo que automáticamente da paso a la aromaterapia. La otra es mediante un ramo de hierbas para frotar el cuerpo, abrir los poros, estimular la circulación y dar golpes suaves sobre las áreas adoloridas.
Propicia la relajación y la meditación. La parte ritual del baño de temazcal esta muy relacionada con los cuatro elementos naturales. El elemento agua se encuentra en los Tes.; el fuego se concentra en la temperatura de las piedras. La tierra además de ser el elemento con que se construye el temazcal, representa el útero y por consiguiente, el retorno a la madre tierra, y el viento es el vapor que surge de las piedras calientes. Para que el ser humano este en completo equilibrio debe mantener en balance todos sus elementos naturales.

Cuando nosotros entramos en el Temazcal, según esta doctrina antigua, volvemos una vez más a la matriz de nuestra madre, presididos por una gran diosa, Tonantzin o Temazcaltoci, la gran madre de los dioses y de los humanos. Ella es nuestra madre benevolente, preocupada por la salud de los niños, ella nos recibe en su matriz, como nuestra propia madre, como una manifestación microcósmica para curarnos de males físicos y espirituales. La puerta de entrada baja y pequeña da acceso a un espacio pequeño, oscuro, cálido y húmedo, de esta manera recrea el útero, desligándonos del mundo y dándonos una oportunidad para mirar nuestro ser interior y encontrarnos con nosotros mismos nuevamente. La salida del baño mediante este estrecho paso representa nuestro renacimiento desde la oscuridad y el silencio de la matriz.