Terapia Neural

La Terapia Neural, comienza con un hecho puramente casual. El año 1925, los hermanos Ferdinand y Walter Huneke súbitamente vieron desaparecer en su hermana un dolor de cabeza que hasta el momento se había mostrado resistente a todo tratamiento. Un colega les había aconsejado que usaran el medicamento atophanil. Cuando se presento la siguiente crisis se lo aplicaron en forma intravenosa, viendo asombrados como desaparecía el dolor con todas sus manifestaciones asociadas. Los dos hermanos pudieron más adelante descubrir la causa de este efecto tan singular; el atophanil tenía dos presentaciones: para inyección intravenosa y para uso intramuscular con un poco de procaína (por las propiedades analgésicas de la procaína); dándose cuenta entonces que la ampolleta que ellos aplicaron en forma intravenosa, era para uso intramuscular? iniciaron una serie de pruebas comparativas que los llevaron a la conclusión que la respuesta tan espectacular observada, se debió a efectos de la procaína, comprobando que además de su empleo como analgésico local, también podía ser usada como un tratamiento curativo de una variedad de padecimientos. Ensayando al principio la terapia segmental, aplicada en el lugar de origen del problema, lograron desde este tiempo éxitos muy importantes en una gran variedad de padecimientos.

Campos de interferencia

Son áreas cuyo potencial eléctrico es más bajo que el de los tejidos circundantes. Flujos de corriente desde zonas de alto voltaje hacia zonas de voltajes más bajo parecen enviar señales confusas al sistema neurovegetativo; el cuerpo reaccionará algunas veces en forma inapropiada, resultando en aparición de dolores y/o enfermedades. Estos campos interferentes pueden ser encontrados en cualquier parte del cuerpo y a menudo en zonas muy alejadas de la parte del cuerpo que presenta los síntomas.

Cómo Actúa

La Terapia Neural tiene varios mecanismos de acción siendo uno de ellos la de repolarizar la membrana celular. Es de una efectividad asombrosa, tanto en enfermedades agudas, como crónicas: actúa en forma indirecta sobre el órgano enfermo al ejercer su influencia sobre los mecanismos reguladores del organismo y eliminando en forma directa el campo interferente.